Proyecto PESA - Progression of early subclinical atherosclerosis

MINECO, ISCIII, CNIC, Fundación PROCNIC, Fundación Marcelino Botín, Santander MINECO ISCIII CNIC Fundación PROCNIC Fundación Marcelino Botín Santander Proyecto PESA - Progression of early subclinical atherosclerosis

FUNDACION CNIC CARLOS III

Melchor Fernández Almagro, 3
Código postal 28029, Madrid, España
Teléfono: (+34) 91 4531200
Fax: (+34) 91 4531245

Pruebas de imagen

Ecografía de la carótida

También se conoce como estudio doppler carotideo. Es un procedimiento de diagnóstico por imagen no invasivo y que no causa molestias. Esta tecnología emplea ondas sonoras de alta frecuencia para visualizar un órgano y su circulación. Los ecos que devuelven las ondas sonoras al chocar contra las estructuras del tejido objeto del estudio son procesados por un ordenador que las transforma en imágenes. En nuestro caso se utiliza para detectar la presencia de alteraciones en las arterias carótidas, los grandes vasos del cuello que conducen la sangre al cerebro, como por ejemplo placas ateroscleróticas que estrechen la luz del vaso y disminuyan el flujo sanguíneo, un hallazgo indicativo de un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

A diferencia de la angiografía, el popular cateterismo, esta prueba no utiliza los rayos X y, por tanto, no conlleva exposición a radiación ionizante.

No necesita preparación previa del paciente.

El estudio PESA CNIC-Santander utiliza equipos de ultrasonidos de última generación que permiten disponer de imágenes en tres dimensiones y en tiempo real (3D). Y es que los sistemas de ultrasonidos 2D presentan limitaciones conocidas en cuanto al valor predictivo para la valoración del riesgo cardiovascular en humanos.

Para gestionar los datos adquiridos, se utiliza un avanzado software pionero de cuantificación que analiza las imágenes 3D de carótidas y permite valorar de forma fiable las placas de ateroma y su progresión en un mismo individuo durante varios años.

La ecografía de carótidas tridimensional es tan novedosa que, en estos momentos, no se encuentra disponible para uso clínico.

Ecografía abdominal

Técnica no invasiva que utiliza el ultrasonido para reproducir imágenes del abdomen. Permite conocer información sobre las características de la aorta abdominal. Dicha aorta puede sufrir dilatación anormal de sus paredes, lo que se conoce como aneurisma, o detectar la presencia de placas de ateroma.

Ecografía de la región iliofemoral

Técnica no invasiva que utiliza el ultrasonido para reproducir imágenes de la región iliofemoral. Se utiliza para detectar la presencia de alteraciones en las arterias iliacas (región abdominal inferior) y de las arterias femorales (en la zona de las inglés) siguiendo los mismos principios que usa la ecografía de carótidas.

Tomografía Axial Computerizada (TAC)

La tomografía axial computarizada (TAC) es un tipo de escáner que se emplea para el diagnóstico médico. Utiliza los rayos X combinados con un conjunto de detectores electrónicos rotatorios y un sistema informático que procesa las secuencias de imágenes radiográficas obtenidas en secciones progresivas de la zona del organismo a estudiar. Crea imágenes transversales y multidimensionales que se muestran en un monitor.

Los modernos dispositivos de exploración por TAC son tan veloces que pueden explorar amplias secciones del cuerpo en tan sólo unos segundos. La exploración de TAC cardíaca da información sobre la presencia, la ubicación y la extensión de placas de ateroma (calcificadas) en las arterias coronarias, los vasos sanguíneos que suministran sangre oxigenada al músculo del corazón. La presencia de esta placa (que se genera por los depósitos de colesterol y otras sustancias debajo de la capa interior de la arteria) es señal de aterosclerosis y de un mayor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.

Los resultados de la TAC cardíaca se expresan en el score de calcio. Este examen también es conocido como cuantificación de calcio en las arterias coronarias. La prueba no requiere la inyección de material de contraste y es indolora. Tan sólo exige permanecer inmóvil y conteniendo la respiración unos segundos para que las imágenes puedan captarse con calidad y precisión.

Resonancia Magnética (RM)

Es otro procedimiento incruento para obtener imágenes detalladas, en nuestro caso, de la región carotidea y de la región iliofemoral.

A diferencia de las radiografías y del TAC, que utilizan rayos X, la resonancia magnética reproduce estas imágenes gracias a la combinación de imanes y potentes ondas de ultrasonidos. El campo magnético de la máquina de RM excita los átomos de hidrógeno del cuerpo y produce una pequeña señal de radiofrecuencia. Un programa informático capta estas señales y las transforma en una imagen que se visualiza a través de un monitor.

Con frecuencia se combina esta prueba con otras técnicas de imagen, como el PET o el TAC, para elaborar un diagnóstico más definitivo.

Dependiendo del área que se vaya a estudiar, se le solicita al paciente no comer ni beber nada entre seis y cuatro horas antes del examen. Por lo general, no se necesita ningún otro tipo de preparación.

Tomografía por Emisión de Positrones (PET)

Es una prueba de imagen no invasiva en la que se utilizan cantidades mínimas de una sustancia radiactiva (llamada radiofármaco, radiotrazador o marcador). Este dispositivo combina un escáner que trabaja conjuntamente con un programa informático que mide la cantidad de radiofármaco que es absorbida por el área de organismo a estudiar. De esta manera se obtienen imágenes que proporcionan detalles tanto de la estructura como de la función y el metabolismo de los órganos y tejidos.

Actualmente, es frecuente combinar las exploraciones mediante PET y TAC o PET y RM, ya que este "combo" proporciona información tanto anatómica como funcional y ofrece resultados diagnósticos más precisos que cada uno de los procedimientos realizados por separado.

En el estudio PESA CNIC-Santander se realiza una exploración mediante tomografía de emisión de positrones (PET) con glucosa marcada (18FDG) como radiotrazador. La glucosa es el nutriente principal del metabolismo celular y se elige como radiotrazador porque permite identificar si hay zonas de mayor actividad metabólica en los territorios arteriales que exploramos, carótidas, aorta e iliacofemorales. Zonas de alta actividad metabólica en PET se correlacionan, entre otras cosas, con la existencia de inflamación, un proceso más que acompaña a la enfermedad aterosclerótica de nuestras arterias. La información del PET-18FDG completa el estudio de la aterosclerosis dando el punto de vista funcional/metabólico de esta enfermedad.

2014 © PESA CNIC-Santander. Todos los derechos reservados.